Lonchas de pavo real

No es una receta como tal, pero queremos aprovechar el momento para que sepas que tienes la oportunidad de aprovecharlo como snack, pero que previamente deberías saber unas cuantas cosas.

El cuadrito feo de arriba es la composición nutricional de 100 g de pechuga de pavo. Te habrás dado cuenta que tiene poca grasa y mucha proteína. ¿Entonces es buenísimo no? Pues no tiene por qué. Debes centrarte en este post en 2 cosas:

  1. No todos los pavos son iguales.
  2. El pavo es eso, pavo (al menos a priori), no un salvavidas.

Vamos a hablar del alimento estrella en todas las dietas. Seguramente hayas acudido a ese pavo bajo en grasa del supermercado, en épocas en las que has notado que necesitabas perder kilos y viste en este producto tu único camino para asegurarte hacer la dieta en condiciones. Pavo y pollo, pavo y pollo, etc hasta el infinito.

snacks saludables con pavo

Te cuento la realidad. Cuando dejas la dieta, porque ya te sale el pavo por las orejas, empiezas a comer a trompicones, sin ningún tipo de control y vuelves a comer a lo loco todo tipo de alimentos. Ahora sí, podemos hacer alusión a “corriendo como ‘pavo’ sin cabeza” porque con casi toda probabilidad, recuperarás gran parte de todos los kilos que perdiste y alguno mas de regalo.

Una dieta, no se reduce a uno o dos alimentos y encima sin control por un sanitario. Para que una dieta sea definitiva, tiene que estar contextualizada por sanitarios especialistas en el sector,  que sepan qué comiste durante el resto del día y semana entre otros millones de factores. La clave está en la personalización de la dieta.

Con esta dieta del pavo, lo normal es que te pases de proteínas sin control alguno, haciendo daño a tu organismo, mientras te estás provocando ansiedad y deseos descontrolados, lo cual hará que peques más pronto que tarde, porque no vas orientado. No olvides que hay que estar guapos por dentro y por fuera. La salud es lo primero.

Tras saber cómo tomarlas, saber que un picoteíllo no te va a hacer daño en absoluto y seguramente sea mejor opción esto, que esas chucherías que tenías en mente o ese bocadillo de mortadela y queso. Te darás cuenta que con unos pocos gramos de pavo, saciarás tu hambre sin mucho esfuerzo y luego te alegrarás y no tendrás que llegar al momento de arrepentirte por el bocadillo, que encima, te provoca más ansiedad.

Ahora que tienes decidido que vas a comprar lonchas de pavo de verdad…

Mira en el etiquetado que al menos lleve un 95% de pavo. Que no te engañen. No queremos dar nombres comerciales, porque nos cambian muchísimo las etiquetas y composición de los productos, pero el pavo de la marca blanca del sitio IDLA dicho al revés, están geniales, porque es su mayoría es pavo.

En las carnicerías o charcuterías es más probable encontrar un buen pavo. Si es así, es un alimento con un alto contenido en proteínas creando mayor sensación de saciedad, poca grasa, agua y minerales como el magnesio, el zinc, el potasio, el fósforo y el selenio.

Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente, hay que mirar bien el etiquetado ya que muchas marcas contienen únicamente un 60% de pavo además de ingredientes como azúcares, sal, féculas de patata, jarabes, leche en polvo y conservantes que tienen poco que ver con el animal y aportes nutricionales saludables.

Aquí estamos tus nutricionistas para asesorarte sobre cuál es el mejor pavo que podamos encontrar en un momento determinado en los supermercados y cómo enfocarlo en tu caso.

¡Sigamos contagiando salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mail Facebook Instagram