NutriScore como sistema de clasificación de alimentos
Problemas nutricionales del etiquetado NutriScore


El nutriscore se trata de un sistema de etiquetado frontal que agrupa a los alimentos procesados según orden alfabético (de la “A” a la “E“) y de verde a rojo (colores de semáforo). Localizando a los saludables en A + verde y los altos en calorías, azúcar y grasas saturadas en E + rojo.

Al igual que un gran número de países de la comunidad europea, España ya ha incorporando en sus productos el etiquetado frontal de NutriScore.


En qué consiste el método NutriScore de clasificación de alimentos

El NutriScore es un método de clasificación nutricional que valora tanto los aportes nutricionales positivos (contenido en frutas y verduras, fibras y proteínas) como los negativos (calorías, grasas saturadas, azúcares y sal) por cada 100g o ml de producto. Su objetivo es comparar productos de la misma categoría, de forma que la elección más fácil sea también la más saludable.


¿Cuál es el problema de esta clasificación nutricional de alimentos?


Los aditivos de los alimentos procesados no están contemplados en la clasificación nutricional indicada en el NutriScore.

Pero, tenemos buenas noticias, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), propone hacer diferencias entre los alimentos ultraprocesados con aditivos de otros procesados que no los lleven en su lista de ingredientes.


Productos que quedan fuera de esta clasificación de NutriScore

No todos los productos de alimentación se encuentran dentro del sistema NutriScore, existe una serie de alimentos que, por diferentes motivos, quedan fuera de esta clasificación nutricional:

  • Los productos frescos: carnes, pescado, frutas, verduras y legumbres.
  • Los productos que solo tienen un ingrediente en su composición: como es el vinagre o la miel.
  • Café, té, infusiones de hierbas y frutas.
  • Platos elaborados como comidas caseras ya cocinadas cuando se compran.
  • Alimentos que se venden en envases de menos de 25 cm2: chocolatinas, chucherías, barritas de cereales…
  • Las bebidas alcohólicas.

Aunque, por ahora, se trata de un etiquetado opcional y no es obligatorio su implantación por parte de la industria muchas marcas ya lo están incorporando.

De manera visual puede ser sencillo para identificar alimentos saludables de otros que no lo sean.

Problemas de concepto en cuanto a la clasificación

En el método NutriScore no se hace diferencias entre alimentos con o sin aditivos ni la calidad de la grasa de dichos alimentos. Llevando, en muchas ocasiones, a errores a la hora de clasificar si un alimento es más sano o saludable que otro.

Ejemplos de los errores cometidos en la clasificación NutriScore de alimentos

Veamos algunos de los errores que se han identificado en este tipo de etiquetado del NutriScore, clasificando a productos saludables con gran aporte nutricional como alimentos menos saludables que otros.

  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
  • Yogur griego natural.
  • Jamón serrano ibérico.
  • Cacao puro 0% Azucares añadidos.
  • Queso manchego artesano.

Clasificación NutriScore del aceite de oliva con respecto a la Coca-Cola Zero.

A continuación se muestra el etiquetado nutricional que hace NutriScore de la Coca-Cola Zero y del aceite de oliva virgen extra (AVOE). Estos productos no serian comparables entre sí ya que no pertenecen a la misma categoría pero, a simple vista, podríamos pensar que una CocaCola Zero azúcar, pero edulcorada, es más saludable que el aceite de oliva virgen extra.

Comparativa NutriScore entre CocaCola Zero y el aceite de Oliva
Valoración nutricional según NutriScore de la CocaCola Zero y el Aceite de Oliva Virgen Extra.


¿Por qué NutriScore clasifica el aceite de oliva así?

  • Por su aporte en grasa. En su composición, el aceite de oliva contiene casi única y exclusivamente grasa (92-95%)

¿Hacen referencia a la calidad de la procedencia de esa grasa?

  • Está claro que no. Nutricionalmente hablando se sabe que el aceite de oliva aporta Omega 3 que juega un papel importante en la salud cardiovascular.


Está bien tener en cuenta las calorías de un producto, pero como nutricionistas siempre os decimos que el peso no lo es todo, también debemos tener en cuenta el resto de % de composición corporal. Pues bien, aquí ocurre lo mismo, las calorías no lo son todo, si no los ingredientes y la procedencia de esas calorías, el aceite de oliva es calórico sí, pero son grasas saludables que además de aportar calidad nutricional a nuestro plato, aporta antioxidantes y números beneficios para nuestra salud cardiovascular.


Alguien que no tenga ni idea sobre alimentación, ¿Podría entender que es un alimento no aconsejado? ¡¡GRAN ERROR!!

Clasificación NutriScore del yogur griego edulcorado frente al natural

En la siguiente imagen vemos cómo la clasificación NutriScore de alimentos pone un etiquetado más saludable a un producto edulcorado frente a su homólogo natural.

comparativa yogur natural griego con yogur natural desnatado edulcorado griego en nutriscore

Refieren un yogur edulcorado y desnatado más saludable que uno que no lleva aditivos, pero lleva su grasa correspondiente al producto del que se trata en su composición. Y ésta, a nivel nutricional, es de un alto valor.

Clasificación nutricional NutriScore del jamón serrano ibérico

Según este etiquetado, un jamón ibérico cuyo contenido en grasa es mayor que otros tipos de la misma categoría tendría un valor en la escala NutriScore rojo con la letra “E”.

comparativa de proteina animal con nutriscore
Clasificación NutriScore de diferentes tipos de jamón serrano y jamón cocido.

Se contabiliza la grasa y la sal del producto pero no la calidad. En la imagen de arriba, los que tienen colores rojo “E” y naranja “D” tienen menos aditivos, pero más sal y más grasa de forma intrínseca como el tipo de producto que es. Y no por ello debemos pensar que son menos saludables.


La realidad es que debemos controlar su consumo, no eliminarlo ya que además de no tener aditivos, la proteína y grasa del jamón serrano es de una gran calidad nutricional y beneficios para la salud.

Clasificación del Cacao puro según el NutriScore

Sumamos más ejemplos donde podemos ver como un producto para la leche alto en azúcar o edulcorante es catalogado con una B mientras que un cacao puro está en la D.

nutriscore cacao puro comparado nesquik

¡OTRO GRAN ERROR! El cacao puro tiene grasa, pero es saludable y saciante. Nos ayuda a regular el apetito.

Por contra, otros productos con sabor a cacao son ricos en edulcorantes (acalóricos) y con pequeños porcentajes de cacao, por lo cuál no aporta beneficios si no, de nuevo, dependencia por el sabor dulce.

El queso manchego según el etiquetado actual NutriScore

Otro ejemplo que nos encontramos es en el queso. Nos encontramos con productos artesanales que han sido catalogados con el color rojo del semáforo nutricional y la letra “E”.

Comparativa NutriScore entre queso light y curado
En la imagen se muestra el etiquetado NutriScore del queso light en porciones (con color verde y letra “B”) y el queso manchego (con color rojo y letra “E”).

El queso catalogado por NutriScore como “B” tiene menos grasa dado que es light, pero se trata de un alimento procesado con mezcla de ingredientes a los cuales se le suman muchos conservantes.

En cambio, el queso curado o viejo, carente de aditivos pero rico en grasa por su proceso de curación se ha etiquetado con color rojo y letra “E”.

Atendiendo únicamente a esta información, podríamos pensar que es más saludable el queso light con su gran lista de ingredientes que el queso curado cuyos ácidos grasos y micronutrientes, procedentes del largo periodo de fermentación, lo convierten en un alimento con alto valor nutricional.

Conclusión nutricional sobre el etiquetado NutriScore

Como hemos visto en los diferentes ejemplos mostrados. El etiquetado NutriScore puede llevar a confusión con respecto a saber si un producto es más o menos saludable que otro. Sobre todo si comparamos productos de diferentes categorías de alimentos.

No nos dejemos llevar por el etiquetado. Ante la duda sobre lo sano que sea o no un alimento siempre debemos leer los ingredientes que lo componen, optando siempre por aquellos con menos aditivos. Si un producto necesita de una gran lista de ingredientes para su elaboración posiblemente estemos ante un producto menos saludable.

Utiliza el sentido común y opta por alimentos sin procesar o con menos ingredientes en su elaboración. Por regla general será la mejor opción.

Si aún te surgen dudas a la hora de adquirir un alimento porque piensas que dicho alimento no es sano, y necesitas de asesoramiento, puedes acudir a servicios como la “Compra healthy personalizada online” disponible en nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?